Loading...

Historia

Historia estelar de Don Cesto

En una noche estrellada, Don Cesto estaba en la terraza de su casa meciéndose sin poder dormir. Mientras miraba el cielo, vio una estrella fugaz y logró visualizar con claridad algunas constelaciones. Con asombro notó que había una mujer llena de luz a las afueras de su casa; se acercó preguntándole si la podía ayudar en algo. Aquella señora decía llamarse Pachi, quien tan solo dijo: Ves allá arriba lo brillante que está la Killa, tu corazón es como una estrella, glorioso, mágico, celestial, y generoso. La gracia divina de la Vida debe ser honrada con el gesto de dar, enalteciendo así los corazones en una tradición que deberás seguir cada año, el agradecimiento es el camino a la abundancia” Es así como Don Cesto cayó de su mecedora despertó y sintió la necesidad de obsequiar cestos en Navidad y cada ocasión especial en símbolo de gratitud por tener la oportunidad de una experiencia de vida tan plena y bienaventurada.

Don Cesto, usa cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web.